Para el lanzamiento del nuevo Huawei P10 y con el objetivo de generar tráfico a las tiendas Movistar, creamos una experiencia que aúna tecnología y entretenimiento para los usuarios.

Desarrollamos una aplicación de reconocimiento facial que detectaba el estado del ánimo de la persona al hacerse un selfie, ofreciendo una sugerencia de contenido de Movistar+ asociado a su estado de ánimo.

La acción se ha implementado en 232 puntos de venta y ha generado gran repercusión y notoriedad, con más de 5.000 participantes.